".$creditoFoto."

http://dick-keis.blogspot.mx/2014/11/the-grateful-dead-part-one.html

Año con año, Dick Keis, fotógrafo y maestro norteamericano, regresa a México. Con los ojos sensibles para mirar un país que le ha robado el alma. Año con año llega desde el tiempo frío de Oregon donde radica. Y nos recuerda con sus ojos un país que ya muchos mexicanos han dejado de ver. Valga en estos tiempos difíciles el aire luminoso y cálido que Dick nos regala con sus fotografías.

Dick Keis, académico estadounidense, ha iniciado esta crónica de viaje  (Moving on, diario de mi tiempo y mis viajes en Francia y México http://dick-keis.blogspot.mx/) en homenaje a Marie su esposa, quien muriera a principios del 2011.

Relacionados:

Versión en inglés: http://dick-keis.blogspot.mx/2014/11/the-grateful-dead-part-one.html

Los muertos de Cholula, los rostros de Oaxaca http://mundonuestro.e-consulta.com/index.php/cronica/item/los-muertos-de-cholula-los-rostros-de-oaxaca

Una ráfaga de viento http://mundonuestro.e-consulta.com/index.php/cronica/item/rafaga-de-viento



El Día de los Muertos ha llegado a su fin, y además de los aciertos de los espíritus itinerantes que han decidido quedarse en este lado y celebrar por un tiempo más largo, las cosas están volviendo a la normalidad. ¡Qué manera diferente de ver la muerte! Normalmente hay una "alegria" en el aire, y en lugar de que la tristeza y la melancolía dominen la escena, está el festejo y el recuerdo amoroso de los seres queridos que ya se han ido. Este sigue siendo el caso, en Oaxaca. Sin embargo,  Día de los Muertos 2014 también está envuelto en la tristeza y la indignación. La desaparición y probable muerte de cuarenta y tres jóvenes estudiantes de Ayotzinapa, Guererro, a finales de septiembre, ha puesto en la mira unas muertes que nunca deberían de haber ocurrido.

http://www.newyorker.com/news/news-desk/crisis-mexico-forty-three-missing-students-spark-revolution



Plaza de la Danza, La Soledad.

 

En Oaxaca, muchas de las decoraciones típicas de ofrendas y tapetes (pinturas de arena) se han centrado en este trágico suceso. Desde el 26 de septiembre no hay señal alguna de los estudiantes, no hay cuerpos identificados, aunque se han descubierto fosas comunes, y los restos están a la espera de las pruebas de ADN. Mientras tanto, el respetado diario La Jornada, ha informado de que funcionarios del gobierno han ofrecido a las familias de los estudiantes desaparecidos cien mil pesos a cada uno por su silencio. Una huelga nacional de estudiantes ha sido convocada para el 5 de noviembre en todas partes de México. Los mexicanos están hartos de la muerte de personas inocentes causadas por los cárteles y funcionarios corruptos del gobierno. El descontento llena el aire. 






Pero el espíritu de resistencia de los mexicanos brilla sobre este conjunto, a pesar de la nube que se cierne sobre de ellos. Las familias todavía hacen el mole tradicional para compartir con los visitantes el 2 de noviembre, el mero día de la celebración de Muertos. Aunque el mole se puede adquirir en el mercado ya listo para su consumo, muchas familias todavía prefieren prepararlo ellas mismas, en un proceso complicado y que requiere mucho tiempo. Hay cuatro tipos de chiles para ser tostados sobre un fuego de carbón. Hay plátanos, almendras, ciruelas pasas, uvas pasas, orégano, y un pan especial para el mole que se añade ingrediente por ingrediente. 



El mole de Doña Soledad

Una vez que todo se tuesta y se mezcla juntos, se lleva al molino local para ser molido. Doña Soledad llevó el suyo a la fábrica de Chocolate Mayordomo, a medio kilómetro de distancia de nuestra casa. Aunque esquivar el tráfico con su diablito es un un negocio arriesgado, pero ella llegó allí en una sola pieza,  ¡y no perdió una gota de mole! 



Al Molino Luego ella va de vuelta a casa con los ingredientes de base para cocinar para un par de horas más, revolviendo constantemente para evitar que se queme. Es un día de preparación, de la mañana hasta la noche.

Ayer tuve el placer de compartir su mole con miembros de la familia y amigos. ¡Valió la pena cada minuto de tostado y molienda y revolturara! ¡Sabrosísimo! 






A cómo la flor, marchanta

En el camino hacia el molino para moler los ingredientes de mole, es obligado parar en un puesto y en otro, puestos  de vendedores de flores de cempasúchil (caléndulas), Cresta (Terciopelo), y una variedad de otras flores para adornar los altares y las tumbas de los seres queridos. Hay camiones de las flores a lo largo de las calles ocupadas y casi todo el mundo lleva un ramo o dos en sus brazos. Y junto a los vendedores de flores están los que venden copal, un mineral  que se quema  como incienso en las ofrendas. 




Vendedora de copal con una clienta.

Los altares y ofrendas merecen toda una entrega por sí mismos. Pero ya que los blogs largos son difíciles de leer, baste aquí para darle una muestra o dos.




  Siempre me he preguntado donde viene lo de muerto agradecido, pero ahora creo que lo sé. ¿Quién no estaría agradecido por la abundancia de todas las cosas que te han gustado mientras estabas vivo: comida, flores, bebidas, tabaco y la música?


La figura de la última fotografía sostiene una pancarta en la que puede leerse: "La muerte, dice, conmigo no hay sobornos". ¡Tal vez el funcionario del gobierno que mandó la acción  en contra de los estudiantes de Ayotzinapa deba tomar en cuenta estas palabras!



Desfile en el barrio de la Noria, donde vivo.